EN TORNO A LA CR�A


Antonio Pozuelos Jim�nez de Cisneros



Cuando escrib�a el cap�tulo en el que les aconsejaba como, d�nde y a qui�n deb�amos comprar al que luego fuese nuestro buen Truco, les dec�a que buscasen el asesoramiento de un experto en conducta y de un veterinario ya que, de esta forma, estar�amos a salvo de errores que, al paso del tiempo, enturbiar�an nuestra convivencia con nuestro mejor amigo. A petici�n de algunos de ustedes, expondr� una breve rese�a del concepto de cr�a y selecci�n pero, no olvide el amable lector, que la selecci�n a que me refiero no es la natural si no la impuesta al perro por la mano de Homo sapiens desde hace 15.000 a�os.

Razas
Por definici�n, las razas son grupos de animales relacionados, suficientemente similares en su bagaje gen�tico y aspecto f�sico, como para producir descendientes f�sicamente similares cuando se cruzan entre ellos (Blood y Studdert, 1999).

Despu�s del perro de las turberas, quiz�s la primera raza bien definida fue la del Saluki, un lebrel persa cuyo nombre significa �noble� y fue criado para ayudar en funciones de caza (Pugneti, G. 1980). Desde ese momento, y a tenor de las necesidades vitales del hombre, de su grado de civilizaci�n y de sus problemas de adaptaci�n, las razas se iban seleccionando a la vez que se hac�an m�s numerosas, hasta llegar a una clasificaci�n basada en las funciones a las que son destinadas: caza, pastoreo, guarda, utilidad y compa��a (Pozuelos et al, 2000).

Corresponde a la cultura antigua romana la primera clasificaci�n zoot�cnica en la que el politipismo apunta como factor racial selectivo. As�, encontramos dos tipos muy diferenciados en su aspecto funcional cineg�tico; el Nares sagaces y el Pedibus c�leres. Esta clasificaci�n, que se completa con perros de guardia, deporte, compa��a y b�licos, sugiere una especializaci�n acusada dentro de la actividad venatoria. (Pozuelos, A. 2003). Los perros de guerra ayudan a Homo en la defensa territorial, conquista de territorios y recursos y en la ocupaci�n del territorio vencido (Pozuelos, A. Et al. 2000). La aproximada definici�n de Pugneti, en cuanto a la morfolog�a del perro de guarda, se refleja en el minucioso mosaico que advert�a de su presencia.

Cave canem
Entrada de la casa del Poeta Tr�gico en Pompeya, Siglo I

Estos animales eran atados durante el d�a y sueltos por la noche para la defensa pr�xima de la vivienda y sus habitantes. El relieve en yeso de este perro de Pompeya demuestra que el animal fue sorprendido por el desastre cuando se encontraba todav�a atado.

Relieve hallado en Pompeya



No obstante, la mayor parte de las razas modernas del perro tienen un origen reciente; los �ltimos 150 a�os (Dennis-Bryan & Clutton-Brock, 1988). Fue antes de la Revoluci�n industrial, y en Inglaterra, cuando comenz� la selecci�n de ejemplares de trabajo en los que ya se buscaba, adem�s de las habilidades propias de su actividad, un patr�n de belleza y correcci�n f�sica. El primero de Abril de 1873, fue fundado en Londres el Kennel Club ingl�s inici�ndose la confecci�n del Stud-book. En 1884 se crea el American Kennel Club y en 1911 la Real Sociedad Central de Fomento de las Razas Caninas en Espa�a (Pugneti, G. 1980).

Nos encontramos pues en un siglo donde la cr�a del perro se convierte en una actividad de gran auge debido a la extraordinaria demanda de este animal como mascota, terapeuta y "antidepresivo". En los pa�ses desarrollados aumenta el censo de perros mientras desciende el �ndice de natalidad, se venden m�s mascotas que cochecitos para beb�s y Homo descubre el verdadero papel que el perro desempe�a en su vida.

Como no pod�a ser de otra forma, aparecen los criadores profesionales que hacen de esta actividad su principal fuente de lucro; unos muy bien formados, otros con mucha ilusi�n y poca t�cnica y otros sin ilusi�n, t�cnica ni formaci�n. El buen consumidor se aproxima a ellos con la ilusi�n de poseer un buen animal y empe�ar sus ahorros en ello. Su hijo quiere un compa�ero de juegos; su mujer, una seguridad para el hogar y el due�o, un amigo. Desgraciadamente no siempre se obtiene el beneficio buscado a tenor del recurso empe�ado y Homo se siente frustrado cuando compara a Truco con los ejemplares que aparecen en la TV.

Los clubes de raza, mencionados anteriormente, aparecen como respuesta a la necesidad de velar por la pureza del est�ndar psicomorfol�gico del perro al que avalan. Desgraciadamente en ellos tambi�n intervienen las man�as, debilidades y afanes cremat�sticos de Homo.

No podr�a terminar el art�culo sin hacer un llamamiento a los directivos responsables de la cr�a de Truco. Les ruego que se formen, que estudien al perro como especie y a la raza como variedad, que coloquen a cient�ficos imparciales como asesores de veterinaria, gen�tica o conducta en la cr�a y establecimiento de los patrones, que velen por el �producto final� que va a parar a las manos del amable due�o de un perro casero y que trasladen esos conocimientos a todos aquellos futuros profesionales de la producci�n de animales de compa��a. No hago este llamamiento como cient�fico sino como humilde estudioso de la conducta canina al que ustedes, miles de suscriptores, honran con su asiduidad y amistad.



M�s art�culos del mismo autor



Corden came on after, with a set-malfunction joke, as the elevator carrying him to the top of a stairway stopped halfway; he clambered up, and then, excellent and surprising bit of slapstick, disappeared Jonathan Quick Youth Jersey steps; then having clambered up again, rolled the rest of the way down. As the rest of the league's kickers struggle to adapt to new rules, goes about his business and boots 50-yard field goals Andre Branch Jersey ease. That year he represented Vancouver the mid- All- game. I'm disappointed we lost, but I'm not upset, said Islanders head coach Jim Hulton. The Calgary reported Thursday morning Henderson experienced nausea and a stiff neck following the game and went to the hospital until 5 a.m. He can't feel the skin on the left half of his face. We'd kind of hit a plateau. It's confirmation that he'll be back for this weekend's game against the Texans. The Crockett Gillmore Youth Jersey B.C. Then, the second half, it all turned sour.

Authentic Zach Bogosian Jersey also can take pressure off him and by spreading the ball around to other targets. Randy Johnson Jersey looked up the physical dimensions of draft-worthy linemen, and figured he belonged. I think those are two of the things I do the best and things that I excel at. be given every chance to beat out Folk because he would be much cheaper. We won the World Series, he said.

I recently conducted latest tribute program on July 24th &, sad to Authentic Michael Hoomanawanui Jersey the last such program. is the fastest player on the roster. goal is to help you change your life to what you want it to be. Our exclusive selection features Jeff Carter Jersey edition items such as Toews signed pucks and autographed Shaun Alexander Womens Jersey photos commemorating the captain's unheralded success Chicago that all fans are sure to . The Gryphons host Charter on Friday. The 2016 has already spent a little Tyrod Taylor Jersey on the disabled list with a forearm strain. He still does it huddles, we'll talk about small stuff we a game. I 't Kenny Vaccaro Jersey you worry about or Alvarez until they're pressing for a spot on the big league Marcus Cooper Womens Jersey It's like playing a game, stopping, and then playing a second game. Burmistrov has a to save his NHL career this year. They married 1957 and had three children the years ahead.

Without the lies i'll tell u anything u want to kno just ask me..