AEPE

ETOLOG�A. MI QUERIDO ADOLESCENTE


Antonio Pozuelos Jim�nez de Cisneros

AEPE

Nuestro buen Truco ha comenzado a cambiar la boca de cachorro por la definitiva, sus conductas l�dicas y de exploraci�n son cada vez m�s intensas, el miedo a lo desconocido hace que sus cerdas dorsales se ericen con frecuencia, ante una situaci�n novedosa y su car�cter ya es m�s que un boceto. �Est� entrando en su periodo juvenil, es todo un adolescente!.

Todos los humanos que hemos pasado este periodo, lo recordamos como un desastre en cuanto a sentimientos, problemas familiares, cambios morfol�gicos y aparici�n de amores no correspondidos. Adem�s, los hombres, en ese periodo echamos la barba, peleamos con los amigos en un l�cito intento de competici�n y nos enfrentamos al sistema legalmente constituido. Las mujeres menos afectadas por la Testosterona y m�s por la Progesterona, realizan los primeros intentos fallidos de selecci�n sexual, muestran menos impulsos que los hombres de abandonar el territorio y discuten m�s con sus madres para tratar de subir en el escalaf�n familiar. Nuestros padres, en esa �poca, se ven en la obligaci�n de enderezar al "arbolito joven" para evitar que se tuerza y son capaces de darnos el cachete que no nos hab�an suministrado hasta la fecha. Realmente, nuestra biolog�a de mam�fero es la responsable de casi todo el desastre. �Por qu� no iba a pasar lo mismo con nuestro cachorro de perro?.

Jugando a cazar.

El primer instinto que licitar� nuestro perro con m�s intensidad, ser� el de la caza. Es l�gico si pensamos que depende de ella para obtener recurso, resolver la supervivencia y elevar su tasa de aptitud. Caer�amos en un grave error si pensamos que podemos ense�arle algo en esa materia y pasar�a lo mismo si opin�ramos que, porque sabe hacerlo, no es necesario que se la estimulemos. No olvidemos que es un depredador y que necesita para desarrollar su capacidad psicof�sica, aumentar su habilidad venatoria instintiva.

Para ese menester debemos utilizar un trapo de gamuza, una piel de conejo enrollada o un mordedor tierno. Su boca est� muy d�bil como para que le demos tirones y nuestro proceder debe consistir en arrastrar el trapo por el suelo atado a una cuerda y simular que "la presa" est� viva. Digo que lo haga por el suelo porque nuestro Truco desciende de cazadores de herb�voros y no de p�jaros. Cuando note que est� suficientemente motivado, deje que "mate " a la presa y se la lleve ganando, de esta forma, una peque�a batalla que elevar� su autoestima de predador. Es muy importante el que, despu�s de este juego, el trapo desaparezca hasta la sesi�n siguiente. Si realizamos con correcci�n y a diario este juego, tendremos mucho ganado a la hora de adiestrar a nuestro amigo.

Modelando el instinto de supervivencia.

Si ya come en armon�a con los dem�s miembros de la "manada", caza y respeta las jerarqu�as, juega y se "codea" con el Superalfa, es el momento de ense�arle a evitar la depredaci�n. En libertad, esta evitaci�n consistir�a en medir sus fuerzas antes de entrar en combate, resolver en poco tiempo, si vale la pena enfrentarse o retirarse, desarrollar toda su capacidad de comunicaci�n agon�stica (1) y finalmente, en correr m�s que el depredador si decide que este es m�s fuerte que �l. �Realmente puedo creer que estoy en condiciones de ense�ar todo eso a mi cachorro?. �Ni falta que hace!. Todo eso se lo deben explicar los "especialistas", es decir, sus compa�eros adultos. He visto a muchas personas que se re�nen para pasear y dar juego a sus perros, evitar el contacto de sus cachorros con otros perros adultos por miedo a que los primeros, sufran una lesi�n. Excepto algunos individuos especialmente peligrosos o "manipulados", no hay perro adulto capaz de atacar en serio a un cachorro y, mucho menos, de llegar hasta el acto final de agresi�n. La parafernalia de revolcones, gru�idos y carreras no es m�s que una lecci�n de socializaci�n interespec�fica beneficiosa para el aprendizaje del que, en su d�a, ser� un Alfa pero que hoy no es m�s que un adolescente pretencioso. Recomiendo rotundamente, el socializar a nuestro cachorro con otros perros adultos de cualquier sexo.

Descubriendo el mundo.

Hay quien mantiene la tesis de que un cachorro no debe abandonar el territorio familiar hasta que haya completado el periodo vacunal. Si extrapolamos esa creencia al ser humano, resultar�a que los ni�os, que no acaban esta fase hasta los doce a�os, no deber�an salir a la calle y, mucho menos, ir al colegio o guarder�a. Yo pienso que, si el calendario de vacunas es el correcto, nuestro cachorro no estar� expuesto mas que nuestros propios hijos al contagio de enfermedades.

Debemos ense�ar nuestro mundo al buen Truco. Con cuatro meses debe saber cual es el entorno del territorio exterior y acostumbrarse a oler humos de gasolina, asfalto y cualquier agresivo qu�mico. Debe adaptarse al caminar "caprichoso" de los humanos que casi nunca utilizan la l�nea recta en sus desplazamientos. Los peque�os depredadores humanos tratar�n de acariciarlo o lisiarlo, las sol�citas hembras adultas le hablar�n en tono alto y timbre agudo y los machos viejos le suministrar�n una patada si estorban en su camino. Todas esas pruebas, en compa��a de su Alfa, son tremendamente beneficiosas para su adaptaci�n al medio. Los bondadosos due�os ser�n el escudo de estas "agresiones", un escudo que no podr� detenerlas pero si amortiguarlas. Piense el amable lector que su perro tampoco desea vivir en una urna. Necesita desarrollar su aprendizaje s�bito (2) y para eso, nada mejor que recibir informaci�n mas o menos molesta, de cualquier agente de interacci�n.

Trate de que su perro, en esta edad, se acostumbre definitivamente a ver en el ni�o un elemento neutro, a no tenerle miedo, a retirarse delante de �l sin perder su autoestima jer�rquica, a evadirlo cuando los juegos humanos se conviertan en cacer�as violentas, a no ver en �l un competidor territorial ni de recurso y, sobre todo, a considerarlo como un peque�o Alfa sin desarrollar. Estas lecciones de convivencia interespec�fica solo pueden ser impartidas por un profesor especialista, el ni�o, cualquier ni�o.

Los cachorros humanos son m�s habilidosos que los adultos en el arte de inventar juegos y desastres, su capacidad cognitiva es m�s alta que la del perro, su resistencia f�sica hace que los est�mulos l�dicos se prolonguen el tiempo que sea necesario y, como no, su respuesta a la falta de subordinaci�n, es m�s r�pida y contundente que la de sus padres.

Nuestra �nica tarea en esta relaci�n es ejercer de �rbitros. Nuestra presencia es fundamental y necesaria a la hora de "cortar" el partido impidiendo la lesi�n de uno de los jugadores y, sobre todo, para decidir el momento de retirar a los equipos impidiendo el desgaste excesivo o la saturaci�n de los contrincantes.

Hace cuatro a�os observaba el entrenamiento de un perro de raza Pastor belga (Malinois) para competir en el Campeonato del Mundo en la disciplina Mondioring. En la fase de defensa, el perro mord�a a los figurantes que se aproximaban al due�o. Al ser dos los agresores, el animal deb�a decidir a cual atacaba y a cual soltaba para volver a morder, seg�n la distancia que los separaba de su gu�a. El animal ladraba, mord�a y sobre todo, segregaba tanta Adrenalina que casi se pod�a oler desde donde yo me encontraba. Su estado de excitaci�n era tan alto que le costaba trabajo "o�r" a su due�o. En este punto y, en medio del campo de batalla, apareci� un ni�o de tres a�os armado con un palo de mas envergadura que �l. Sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, le propin� al buen perro tal estacazo que parti� el palo en dos sobre sus lomos. Despu�s, lo increp� mientras se retiraba indignado hacia su padre que era uno de los figurantes.

No hubo por parte del perro, ninguna reacci�n de defensa hacia el agresivo cachorro humano. El magn�fico ejemplar solo realiz� una conducta de agresividad redirigida (3), es decir, se comi� literalmente el palo antes de volver a entrar en defensa con los figurantes.

Yo no sab�a si se trataba de algo preparado o espont�neo y, cuando ped� que me lo explicaran, el padre del airado cachorro, m�s asustado que su hijo, me coment� que no era la primera vez que el espont�neo defensor se escapaba y se met�a en estos peligrosos trances. Mientras felicitaba al due�o del perro y al padre del ni�o, me explicaron que ese animal se dejar�a tullir a garrotazos por cualquier ni�o. Su �nica reacci�n ser�a la huida o, en el peor de los casos, la que realiz� sometido a la acci�n de la Adrenalina; una conducta redirigida.

�Tengo que recordarte la jerarqu�a?.

Si hemos actuado hasta ahora, con cabeza y paciencia, nuestro animal sabr� exactamente cual es su sitio en el escalaf�n de la manada. Si por el contrario, nuestra conducta hacia �l ha sido tibia o despreocupada, podemos encontrarnos un grave problema alrededor de los cinco meses de vida del cachorro. Por t�rmino medio, la fase de jerarquizaci�n se va fijando entre los cinco y seis meses a tenor de la raza, del individuo, del sexo y del entorno. En espec�menes muy dominantes (sobre todo machos), mal jerarquizados y/o con due�os pusil�nimes, se puede presentar la agresividad competitiva (4). En estos casos y, de forma imprevisible, el cachorro lanzar� al due�o una comunicaci�n agon�stica muy bien dise�ada para que no quepa duda de que su intenci�n es probar sus fuerzas con el, hasta ahora, l�der. La intensidad de la comunicaci�n puede ir desde un ligero gru�ido hasta una demostraci�n de colmillos. Si se ignora en ese momento, la siguiente ser� de m�s intensidad y as� continuar� hasta que hayamos perdido el control sobre el perro. Por lo tanto, hay que cortarla de ra�z y a la primera. Desgraciadamente, esto es un combate en serio con nuestro buen Truco. Yo no puedo pronunciarme sobre el armamento que debemos utilizar pero debo decir que debe ser el adecuado para producir un efecto de derrota total. Hace diez a�os pas� un mal rato con uno de mis perros cuando �l ten�a seis meses. Desde entonces, Roco es el Alfa de la manada canina de mi territorio pero, el Superalfa, su due�o y su amigo, soy yo. Fueron dos minutos malos y diez a�os de alegr�a.

Descubriendo su sexualidad.

Un buen d�a nuestro cachorro, macho o hembra, se nos "engancha" a la pierna y comienza a realizar su parip� sexual. �No pasa nada, est� sano!. Solo hay que convencerlo para que busque pareja entre los de su especie y no entre los de la nuestra. Un ligero empuj�n con la rodilla y un �Quita! es suficiente para ense��rselo en pocas repeticiones. Por el contrario, no debemos rega�arle si lo intenta con otro perro ...�Ya se encargar� �l de cont�rselo! Y lo va a hacer como lo hac�an con nosotros en nuestra adolescencia, con una bofetada o con una aceptaci�n. �Qui�n sabe?.

Lo peor de la aceptaci�n es el rid�culo que correr� el buen Romeo en sus primeros lances de amor. No se preocupe, todos hemos pasado ese mal periodo obteniendo sanas experiencias. Las hembras alcanzar�n su madurez con la primera menstruaci�n o celo (entre los 7 y los 10 meses) y los machos, sobre el a�o. En esta �poca, nuestro Don Juan Tenorio nos meter� en otros problemas pero, si ha llegado hasta aqu� y en buenas condiciones psicof�sicas, debemos felicitarnos. En libertad, solo el 20% de los individuos, seg�n Darwin, llegan a la fase de reproducci�n y son capaces de dejar copias gen�ticas.

(1). Las comunicaciones agon�sticas son un conjunto de se�ales especialmente dise�adas para indicar la intenci�n de lucha o defensa. Las m�s frecuentes son:

(2). El aprendizaje s�bito tiene lugar cuando un perro es capaz de resolver un problema sin recurrir al m�todo de ensayo y error es decir, es capaz de emplear informaci�n obtenida en un contexto, para resolver un problema surgido en un contexto diferente. Los adiestradores utilizan, para este concepto, la palabra "Resoluci�n".

(3). La agresividad redirigida se produce cuando el animal lanza su agresividad contra otra persona, animal o cosa en vez de hacerlo hacia lo que le produce esa agresividad. As�, un perro es capaz de morder un palo con el que ha sido golpeado por su due�o ya que no "puede" atacar a su Jefe.

(4). Esta clase de agresividad aparece cuando el perro disputa recurso o escalaf�n con el humano u otro cong�nere. Es muy normal en perros dominantes y va unida a la acci�n de la Testosterona.


M�s art�culos del mismo autor



ARLINGTON, Texas - Smiling and swearing that he wasn't frustrated, spoke with urgency after the Bears' third loss as many tries Sunday. If anything, it make him more rosterable this upcoming week. Giroux played last year's All-Star Game Nashville. Two, a lot Sean Kilpatrick Jersey coming at him fast and furious as D'Onta Foreman Jersey works to make up for what he missed at the first week of OTAs. The San Spurs forward center is launching Million Dollar Film with other international athletes, all the name of . Again, I point to the Black Freedom Movement of the 60s and 70s, I point to the labor movement of the 30s, I point to the Abolitionist Movement of the 1850s. His fourth book, The Secret of Golf: The Story of Tom Watson and Nicklaus, was released June 2015.

enters the night with 26 points or more each Jurickson Profar Jersey the last three , which also bodes well heading into this favorable matchup. 2 state championship game. And now that Authentic Laurent Duvernay-Tardif Jersey is on the Warriors, his relationship with Nash has continued to Authentic Kenneth Dixon Jersey That could be a very good game. A signed Steen photo be outstanding sports gift for any of your family members or friends who are St. Except there was one play the 1st quarter when the Buccaneers lined up 12 Personnel BUT Mike Glennon Jersey used Tackle Gosder Cherilus as a Tackle Eligible player.

Alongside players like Cheap NFL Jerseys , Hendricks, and , the Raiders were led to another Super Bowl victory - the first and only one for Alzado. It's what we saw with and . When he retired Wholesale NFL Jerseys after 18-year professional career, Feller was a Wholesale Jerseys Series champion and eight-time All and had earned baseball's Triple Crown, won 266 and struck out Cheap Jerseys players and pitched three no-hitters. He was forced to play the slot 2016, but I'm not sure that's where he fits best. full summary 's is uncertain as zombies continue to overrun Portland. Please Wholesale Jerseys China avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language. Sabr ID: 9570f9e0 Historical performance data for professional leagues is Wholesale NHL Jerseys provided by and licensed from 24 Baseball and Baseball Bureau. Look for him to possibly be what Artemi Panarin was a few seasons ago a seasoned scorer who's KHL experience make him instant contributor. Saturday, July New Nike NFL Jerseys 18 at 2 PM Come meet former Patriots quarterback, Steve Grogan! Moore has not produced his starting minutes lately, and Josh Reaves is coming off of two poor performances by his standards.

When Congress was considering Smoot-Hawley the 1930s they didn't consider what other countries might do Wholesale NFL Jerseys Nike reaction. The Bears center position was a bit of a Cheap Jerseys From China door with a mix of veteran Montgomery, rookie Hroniss Wholesale NFL Jerseys and guard Slauson sharing time at the position. Centre depth is not really organizational strength, but doesn't he slide nicely as Cheap Jerseys a 3C for more than next year? And lest you think all these numbers 't mean anything, Edwards has interpretations of life within each pattern as well. - Hey, : I know you wrote this a while ago and probably know by now that it's not going to work, but I appreciate your effort.