LA ESTRATEGIA DEL BURGU�S


Antonio Pozuelos Jim�nez de Cisneros

AEPE

El handicap m�s grave que se nos presenta a quienes tratamos de aplicar la Etolog�a al perro es que esta noble especie, no solo est� humanizada sino que se adapta y evoluciona en un estad�o paralelo al de la nuestra. Ellos dan soluciones variables a los problemas de supervivencia y reproducci�n y, al igual que nosotros, "aprenden" con m�s rapidez que los dem�s mam�feros.

Hace unos a�os realizamos un estudio comparativo entre especies de c�nidos libres y los nuestros. Realmente, las predicciones no se cumpl�an o, por lo menos, no con el margen de fiabilidad que requiere cualquier tipo de experimento. Las variables que aparec�an como la Neotenia, la adaptaci�n al nicho tr�fico, la variaci�n de sus organizaciones jer�rquicas y la misma humanizaci�n del perro tiraron por tierra el an�lisis de varianza. A�n as�, ser�a lerdo el pensar que nuestros perros nada tienen que ver con sus antepasados. Si mantienen un 99,8% de su ADN mitocondrial igual al del Lobo tambi�n es l�gico suponer que su conducta no estar� tan lejana de la de su pariente m�s pr�ximo.

El experimento en cuesti�n estudiaba las estrategias de lucha del perro dom�stico y, aunque las hip�tesis no llegaran a cuajar, si pudimos extraer una generalidad coincidente con la teor�a de Maynards Smith publicada en 1978. Este et�logo, despu�s de observar a los individuos en libertad, defini� dos tipos de conductas o estrategias de lucha, la del Gavil�n y la de la Paloma. La primera consiste en pelear siempre y la segunda en exhibirse a ver si cuela y si no, retirarse. Asign� a una herida un coste y a un display de exhibici�n, otro coste muy inferior. Aplic� a su modelo matem�tico una matriz y lleg� a la siguiente conclusi�n:

O en una poblaci�n hay individuos que siempre se comportan como gavil�n y otros como paloma, o el mismo individuo lo hace siete veces como gavil�n y cinco como paloma.

Si lo extrapolamos a nuestros perros deber�amos encontrarnos con individuos que siempre est�n dispuestos a pelear incluso con el humano extra�o y otros, que por m�s grave que sea la agresi�n, solo aciertan a ladrar antes de escapar o esconderse debajo de su due�o. La soluci�n de actuar siete veces de una forma y cinco de otra es muy compleja y Smith dedujo que deber�a haber otra, la del Burgu�s que consiste en que un individuo se portar� como gavil�n cuando sea el due�o del recurso o territorio y como paloma cuando sea el intruso. Esto es mucho m�s l�gico y al aplicar la matriz a esta nueva conducta, lleg� a la conclusi�n de que, en una poblaci�n en la que existan las tres estrategias, siempre vencer� la del burgu�s.

Analicemos a nuestros perros sin entrar en la manipulaci�n a la que se somete un perro de competici�n deportiva. Este mundo aparte de apasionante, es una escuela de habilidades humanas en las que el perro condicionado, debe morder a un traje o manga y distinguir entre "buenos y malos".

Hay perros sin tocar que, al testarlos de j�venes cara a su posible dedicaci�n a defensa o guarda, parecen licitar siempre conductas agresivas hacia el figurante y otros que, cuando chasquea el l�tigo, toman las de Villadiego o, si no pueden, se esconden tras el due�o. Para muchos adiestradores, los buenos son los primeros y los otros desechables. Si obviamos el contexto de la agresi�n, el lugar, la edad del cachorro, el estado de su boca, la conducta del due�o, la capacidad de administrar la comunicaci�n agon�stica del figurante, el estr�s, el territorio y muchas otras variables, nos estamos cargando la posibilidad de encontrar un perro burgu�s y, precisamente ese es el que necesitamos.

�Alguien puede creer que un buen perro es aquel que muerde a la primera comunicaci�n aversiva?. Los que piensen as� deben recordar que nuestros ni�os son artistas en comunicaciones agon�sticas perreras y, no por ello, reos de mordida a manos del Gavil�n.

�Acaso es un excelente animal el que hace el parip�, ladra y realiza el display de sujetarme, que lo mato?. Cuando vienen los palos dejan al due�o vendido y toman el camino del monte. Me acuerdo cuando hace a�os vimos un perro adulto comi�ndose la tapicer�a del coche de su amo cada vez que nos acerc�bamos. Realmente daba miedo la guarda que hac�a el buen gavil�n. Cuando le abrimos la puerta, la buena paloma se fue como alma que lleva el diablo abandonando vida y hacienda.

�Nos quedamos entonces, con el burgu�s que act�a como gavil�n cuando est�n en juego sus amos, progenie, hembra o territorio y, como paloma, cuando lo que se juega es la retirada ante un indefenso cachorro humano?. Yo, particularmente, s�.

En libertad, el c�nido que siempre presentase pelea y llegase hasta el final, no durar�a mucho. El coste de las heridas es tremendo y, muchas veces lo imposibilitar�an para cazar o defenderse anulando, de esta forma, su eficacia gen�tica. Por otro lado el que ladra y si no cuela, se retira, podr�a mantener en precario, su eficacia pero, su �xito sexual y acceso a recurso se ver�an tan mermados que, en pocas generaciones, desaparecer�an sus genes. Este concepto es la propia adaptaci�n del individuo y el motor de la Evoluci�n. Si nosotros podemos conseguir que nuestro amigo sea un burgu�s adaptado, �por qu� conformarnos con otro?.


M�s art�culos del mismo autor



2) Cavaliers pick up win without Kevin . I wanted the NFL Cheap Jerseys Nike important people life to bear witness to our vows, he attests. The front office has a lot invested some of the younger players, it wouldn't be surprising for them to get extended look. It's also the player Burke always believed was there, the former Maple Leafs GM taking much grief for the deal that brought him to Toronto back 2009. Cheap Jerseys when it comes to football, Cheap Jerseys Youth NFL a special place heart for football. But we'll . I think every year, at the end of the year, he'll be at .270. This is 's game. I'd be killed times the repetitive process. Note: G = Games pitched; W= Wins; L= Losses; SV = Saves; GF = Games Finished; = Earned run average; = Strikeouts Following the Tigers' victory Game 5, the celebration by Detroit fans turned violent.

That year he also pitched the World Series, appearing Game 6 Wholesale Jerseys the Boston Braves. All highlights occurred 11-on-11, unless otherwise noted. Hurricanes 3, Sabres 1: Skinner and Faulk scored for Carolina before Sebastian Aho added empty-net goal the final minute as the Hurricanes beat Buffalo for the second time six days. Traveling to three different cities, the National Hoopfest draws fantastic fields of nationally ranked talent to benefit St. Wholesale Jerseys police report said officers had to wake both Robinson and his passenger after the car Cheap NFL Jerseys up a pond around 4 a.m.

The union, Luis Gonzalez Jersey smartly maintained, has nobody to blame but itself for agreeing to a structure the Collective Bargaining Agreement that gives the commissioner much power. Cutler did not have a good relationship Lynn Swann Jersey at the end of their time together Chicago, however, and Taylor Moton Womens Jersey Jets are not just a veteran quarterback away from competing. Rounds 2 Bottom Line. I think training is not about numbers, it's about getting ready for the . I was awkward and uncomfortable those situations, but I know it was fun for you to watch me try to figure things out. Houshmandzadeh. Keenum was picked up by the St. Above average on draws. As quarterback Connor Shaw declared surgery on his broken leg a success, Chicago Bears head coach Fox looked ahead toward welcoming Shaw back to the team.

I think emotion showed that I was pretty surprised... He had six shots on goal and scored the game-winning goal 's 2 victory over the Anaheim Ducks his debut. He's not on the 40-man roster and not Steve Young Womens Jersey big-league training this year. Both candidates are unopposed. High Authentic Stephon Tuitt Jersey low culture.