ETOLOG�A APLICADA. LAS FOBIAS EN LA ESPECIE CANINA


Antonio Pozuelos Jim�nez de Cisneros

El problema que origina para un due�o la fobia de su perro frente a un o unos est�mulos determinados, es uno de los mas graves con los que debe convivir tanto �l como el animal.

Hace pocos d�as le�a en una revista de divulgaci�n canina que este problema ten�a muy f�cil soluci�n tanto si se cog�a a tiempo como si se trataba de corregir en un estad�o vital avanzado del perro. Con el debido respeto que me merece la autora del art�culo, debo decir que difiero sustancialmente en sus conclusiones. La fobia tiene mal diagn�stico y es dif�cil, cuando no imposible, su tratamiento. Hace pocos meses trabaj� con un perro, destinado al deporte, que presentaba fobias generalizadas hacia un amplio abanico de est�mulos. Se pudieron paliar algunas e incluso, erradicar otras pero, el consejo final que tuve que dar al due�o, fue que no llevara al perro a determinadas pruebas o que adquiriese otro para ellas.

Se puede definir la fobia como una respuesta de miedo excesiva y persistente frente a un est�mulo determinado. Puede ir acompa�ada de ansiedad por separaci�n del dominante, conducta destructiva, agresividad por miedo e incluso, autolesi�n. No podemos afirmar que el componente racial sea determinante pero s� que el gen�tico, la experiencia previa o el �ndice de percepci�n individual influyen de manera notable en la licitaci�n de estas conductas asociadas al miedo.

Tambi�n y, en el contexto de licitaci�n, vemos perros que solo muestran fobia a ruidos asociados con desastres naturales (rel�mpago, ca�da de rayo, truenos o cohetes) y otros que lo hacen hasta en presencia de un est�mulo novedoso como la apertura brusca de un paraguas o la ca�da de un objeto. Otra distinci�n importante es la ontol�gica, es decir, hay animales que presentan estas conductas desde el periodo cr�tico de socializaci�n y otros que comienzan a licitarlas a los dos a�os o tres a�os de vida.

Antes de analizar los distintos tipos de fobias � imnatas o adquiridas- veamos el enfoque etol�gico del problema para tratar de comprender su naturaleza.

Como sabemos, el individuo m�s apto (en libertad) ser�a el que mejor evitara la depredaci�n, tuviese mas acceso a las fuentes de recurso y obtuviera mas �xito reproductor. Nuestros perros, con solo un periodo de domesticaci�n de dieciseismil a�os, no pueden haber olvidado, en su mensaje gen�tico, que el desastre natural los afecta sobremanera en sus factores de supervivencia. Tampoco el que una experiencia novedosa puede ser la responsable de su extinci�n ya que no estar�an capacitados para resolverla. Tampoco habr�n olvidado que una comunicaci�n agonistica intensa por parte de un dominante, puede ser un aviso de muerte inmediata.

Realmente no debe sorprendernos el que el 20% de nuestros perros dom�sticos sufran fobias si tenemos en cuenta el enfoque anterior. Pero tampoco soluciona nada, al due�o del perro, el que el concepto de fobia pueda ser asimilado a una conducta adaptativa en su propia evoluci�n. Veamos pues los dos tipos de fobias y su forma de paliarlas o erradicarlas.

La fobia imnata puede ser considerada como una conducta heredada del car�cter miedo. Har� su aparici�n cuando el proceso de socializaci�n est� tocando a su fin y se manifestar� frente a varios est�mulos. Es la m�s peligrosa por su capacidad de extrapolarse a otros est�mulos posteriores que aparecer�n en la vida del animal. El perro que presente esta elevada emocionalidad jam�s ser� apto para pruebas deportivas y mucho menos para ser adiestrado en defensa. En un futuro, puede ser responsable de lesiones a personas o protagonista de conductas aberrantes. Por supuesto, a tenor de su raza, puede ser utilizado como animal de compa��a pero siempre con las limitaciones propias del individuo. Por otra parte, y debido a la condici�n de especie altricial del perro, esta fobia puede ser controlada por medio de manipulaciones neonatales y condicionamiento operante. Entre los adiestradores es muy normal buscar el car�cter temple -que no es m�s que la ausencia de fobias - entre los cachorros de dos meses de una camada, para adoptar un ejemplar de trabajo.

Cuando la fobia se manifiesta en el periodo de madurez del animal y solo frente a un determinado est�mulo, debemos sospechar que el perro ha sufrido un proceso de sensibilizaci�n. Si unimos, en el tiempo, un est�mulo aversivo (da�o f�sico o frustraci�n) con otro neutro (cohete) el animal tender� a licitar conductas de miedo o agresivas con la sola presencia del neutro. La mayor parte de las veces, nosotros somos los responsables de las sensibilizaciones de nuestros perros y otras pueden ser personas ajenas a la familia las que pueden causar fobias con o sin intenci�n. En Sevilla vi un ejemplar de trabajo que licitaba conducta f�bica hacia su jaula sin llegar a averiguar quien hab�a sensibilizado al perro.

El tratamiento de esta clase de fobias se basa en el condicionamiento operante. Cuando la habituaci�n (proceso contrario a la sensibilizaci�n) se prev� lenta, debemos recurrir a la administraci�n de f�rmacos siendo en estos casos, imprescindible la actuaci�n conjunta del veterinario y el especialista en conducta. Con los tranquilizantes conseguiremos que la respuesta de miedo sea menos intensa y podremos utilizar la exposici�n gradual al est�mulo como base del tratamiento. Premiaremos cualquier conducta de tranquilidad mientras aumentamos la exposici�n. El gu�a debe permanecer tranquilo frente al est�mulo y nunca recurrir al castigo durante el tratamiento ya que, por muy aversivo que fuese este, siempre lo ser� m�s el est�mulo desencadenante. Si el animal en tratamiento es un dominante, debemos apartarlo de los dem�s ya que, el riesgo de que contagie al resto, es muy elevado. En el caso de que se tratara de un subordinado, la presencia de dominantes que no reaccionen al est�mulo, ser� tremendamente beneficiosa pare el perro. Es desaconsejable tratar de que el animal asocie el est�mulo desencadenante con la licitaci�n condicionada de conductas instintivas. Me refiero, a t�tulo de ejemplo, a darle salida al perro mordiendo cuando suena un cohete. En este caso estar�amos potenciando su agresividad y condicion�ndolo de forma err�nea. Es mucho m�s beneficioso unir al est�mulo unas conductas l�dicas o de tranquilidad. En t�rminos generales debemos huir de asociar el desencadenante con est�mulos de supervivencia y/o reproducci�n.

Algunos autores sugieren la posibilidad de que alguna causa org�nica y no gen�tica o aprendida, justifiquen alguna fobia del tipo imnata. La hiperacusia podr�a ser una de ellas ya que para un perro que oye demasiado, la sola presencia de un agente ruidoso podr�a ser desencadenante de miedo por dolor.

De todas formas, debemos pensar que el perro dom�stico est� en un proceso de selecci�n artificial que ya ha conseguido bajar su timidez a umbrales muy bajos en comparaci�n con sus parientes en libertad. �Y las fobias?.

Conclusiones:

Las fobias pueden ser gen�ticas y solidarias al factor miedo o adquiridas por sensibilizaci�n.

Antes de diagnosticarlas es imprescindible descartar una causa org�nica.

Pueden presentarse frente a uno o varios est�mulos.

Las adquiridas por proceso de sensibilizaci�n suelen aparecer frente a un solo est�mulo.

El rango de percepci�n sensorial del indiv�duo es un factor determinante de la intensidad de la fobia.

Tienen dif�cil soluci�n y no deben ser tratadas por personas no formadas en comportamiento ni veterinaria.

M�s art�culos del mismo autor



No way I'm going off on a stretcher, said . Bucks veteran , who played with Boston and Brooklyn, immediately thought of his former teammate when he first saw Chase Utley Jersey the gym. But with much talent-and opposing defenses have to focus attention on the likes of Larry Fitzgerald, Michael , Brown and even tight end Carlson- Brown get his opportunities select situations to do what he's been doing all offseason. Also decide how much you can each spend without discussing it first. 's early departure Authentic Bill Mazeroski Jersey college caught a lot of Matt Duchene Jersey by surprise, and after running a poor 40-yard-dash Cheap Jerseys Elite time at the NFL Combine, there was a he could go undrafted. Wisconsin's secondary, which was already a position facing some depth concerns this , has suffered its second departure by a safety about a week. But 't come calling to the Hall of Fame and say, 'I'm supposed to be the Hall of Fame,' when you know you cheated.

Richards has Cheap NBA Jerseys not commented publicly since his arrest, Stephen Anderson Womens Jersey his agent, Pat , declined to comment when reached by Bleacher Report.
The right-handed hitter told Baggarly from Mercury News that Cain's pitches were moving all over the place and that the ball jumps, and it has depth to Rene Robert Womens Jersey And I think there was like three or four goals the last minute of the game. It was worse than Bradley Sowell. SMITH: I'm actually -- STELTER: What you're saying you all published the claims. Jerseys For Cheap As it stands, Matthews has improved his stock this , but he'll need to show that he can produce at a good rate a different setting when the time comes.

Let kids play as much as they want. System Fit can play any system, really, but he might not be perfectly suited for a power team. was 's with his second wife. was his first client. Services have been entrusted to Fisch Funeral Home & Monument of Remsen. You can be very consistent with your legs and core, but Wholesale Jerseys the end of your whip, your arm, is taking a different path over Wholesale NFL Jerseys course of the , you are not going to be consistent. With a ton of right-handed pitchers the division, Morneau figures to a lot of playing time. He's also Cheap Jerseys From China of making sure the data Uber collects stays secure, especially after a few high-profile mishaps, like a recent breach Cheap NFL Jerseys more than 50 drivers' personal information was put at risk.

I was burnt out. Louis slugger the first back-to-back regular- sellouts Three Rivers Stadium's 27-year history. The thought was that would be some other kind of special event, but lately there have been whispers the tide was turning. His situation would be determined on how he is playing Cheap Jerseys NCAA Basketball well as our particular club needs at that time, Dombrowski wrote back.