UN NI�O Y UN PERRO


Antonio Pozuelos Jim�nez de Cisneros

Un perro, en palabras de Javier Manteca, es un lobo que nunca alcanzar� la madurez. Un ni�o, es un cachorro de hom�nido evolucionado que tarda casi dos d�cadas en conseguirlo. Ya que ambas especies estamos de alguna forma, unidos en la Evoluci�n y que nos atan unos lazos superior al de cualquier otra veamos, en este peque�o cuento de Navidad, la realidad de la crianza conjunta de ambos cachorros.

Cuando el nuestro empiece a andar, el otro estar� meando contra los �rboles acabada su fase juvenil. Los instintos filogen�ticos del perro en ese periodo, se habr�n desarrollado con m�s celeridad que los del hombrecito. El imprinting del can terminar� antes que el del ni�o, el perro estar� jerarquizado antes de que el peque�o vaya a la guarder�a y as�, aparecer�n un sinf�n de desigualdades cronol�gicas en la crianza de ambos cachorros.

En pa�ses de cultura occidental, los Reyes Magos, Pap� Noel o Santa Claus regalan cada vez con mas frecuencia, cachorros de perro a las familias reci�n visitadas por la cig�e�a, con la sana intenci�n de que se cr�en juntos; �que relaci�n tan bonita y peligrosa para ambos mam�feros!.

Estamos en el seno de una familia media como la del autor o como la suya, lector. Pap�, l�der biol�gico por cuestiones de Testosterona y paternidad. Mam�, l�der del territorio por rango y progest�genos. Hay un hijo de tres a�os que, como todos a su edad, es un peque�o tirano que demanda constantemente, recurso y juego de sus progenitores. En medio de esta "manada" aparecen simult�neamente, un cachorrito de perro y un hombre reci�n nacido. El primero, en tan solo 7 semanas, aprende a alejarse de Pap� cuando est� malhumorado, a buscar a Mam� cuando tiene hambre y a huir sistem�ticamente de la fuente de conflictos que representa el tirano. El segundo, en ese tiempo, solo aprender a llorar con fuerza, para solicitar mas cuidados parentales de los que realmente necesita.

El perro le ha mordido al tirano

El cachorro ignora ol�mpicamente al peque�o humano que pasa el d�a entre los brazos de Mam� y la "caja" donde descansa de no hacer nada. El otro hombrecito es el peligroso. Trata de sacarle un ojo con el af�n cognitivo de averiguar que hay detr�s, le introduce un palo en la oreja con el prop�sito de dejarlo sordo e incluso, le disputa el juguete o golosina que ambos espec�menes se niegan a compartir. En el fragor de la batalla, el perro resulta aporreado y el ni�o mordisqueado. �C�mo te has atrevido a morder a Juanito?. El m�dico de urgencias aprecia unos inexplicables pinchazos en la delicada piel del tirano pero Pap�, le aclara que su hijo ha sido mordido por un perro. �Drama social!.

El perro asusta al cartero

Han pasado cuatro meses. El beb� ya comienza a retorcer la oreja del perro cuando este se pone a su alcance. El tirano ha aprendido a no entrar en el cuerpo a cuerpo con el cachorro ya que este �ltimo ha desarrollado mucha habilidad en el combate mientras el humano solo ha aprendido a barajar la ecuaci�n costes-beneficios. No obstante parece que se llevan mejor. Sus relaciones de jerarqu�a son mas adecuadas y la comunicaci�n interespec�fica se hace cada d�a mas fluida. Los dos aprenden a convivir y a desarrollar juntos los instintos l�dico-gregarios que todos los cachorros de mam�fero poseen.

El cachorro ha aprendido cual es su sitio en la manada respecto a los l�deres adultos y al informal tirano. El territorio inicial se ampl�a con el jard�n. Un mundo de olores lo hacen irresistible para �l y trata de permanecer all�, todo el tiempo que puede

Solo tiene un problema sin resolver. Peri�dicamente, un humano trastea en la valla y luego se va. El cachorro ya ha desarrollado la defensa territorial y no acepta el que, un buen d�a, el humano se empe�e en manipular algo que el perro considera propiedad de la manada. El portillo est� abierto y el cachorro, con mas miedo que decisi�n, corre hacia �l mientras ladra con un gru�ido que apenas le sale del cuello. El hombre sale disparado y le cuenta al polic�a del barrio que un perro enfurecido ha tratado de destrozarlo. �Drama social!.

El perro mea el Prunus de Pap�

Otros cuatro meses transcurren para la "feliz manada". El beb� comienza a andar y, por supuesto, considera que el mejor taca-taca es el cachorro. Los mechones de pelo que le arranca cubren el suelo y Mam� se enfada como si el perro los tirara voluntariamente.

Pap� se dirige a �l y le habla como si realmente lo entendiera. El tirano discute y pelea con el cachorro a brazo partido. Ya no hay problemas de lesiones en la batalla porque el perro, no solo considera que el hombrecito lleva siempre la raz�n, sino que encima, se la da.

El cachorro ya ve al tirano como a un peque�o l�der y no est� dispuesto, bajo ning�n concepto, a enfrentarse con un aprendiz de hombre que, aparte de ser su amigo, es inteligente y con una capacidad infinita de inventar desastres de los que luego �l ser� el responsable.

�ltimamente, ha aprendido a levantar la pata para orinar sobre todo, cuando una perrilla, de la casa vecina, se pasea cerca de la valla. Siente una necesidad imperiosa de evacuar sus feromonas y marcar el territorio. Para este fin, nada mejor que un arbolito que Pap� sembr� recientemente en el jard�n aunque la consecuencia es que el Prunus acaba sec�ndose.

Mam� comenta en su c�rculo de amistades, un art�culo que ha le�do recientemente en el que especifican que la micci�n y/o defecaci�n inadecuada es la segunda causa de eutanasia canina. �Mi perro acabar� dej�ndonos sin jard�n! �Drama social!.

El perro es un buen amigo de mis hijos

Despu�s de unos meses, vuelve la Navidad. El Beb� cumple un a�o, ya anda solo y sabe el nombre del perro. Trastea los ojos, boca y orejas del animal pero con menos sa�a que el tirano. El perro lo lame desarrollando de esa forma, un ancestral rito social, lo cuida como a un cachorrito de su especie y, sobre todo, le aguanta mas faenas que a un cong�nere.

Pap� disfruta con su compa��a y Mam� ha dejado de temer a los delincuentes callejeros cuando pasea con �l por la calle. �Tiene a su perro para defenderla!. �Estoy segura que se dejar�a matar por m�!.

El peque�o tirano y el perro han firmado un pacto de no agresi�n y respeto mutuo. El segundo participa de buen grado en todas las trastadas de su amigo aceptando encantado, el castigo inherente, con culpa o sin ella.

El cartero se ha reconciliado con "la fiera" y cuenta a sus amigos, como el perrazo mueve la cola mientras �l manipula el buz�n de la valla.

Las ratas han abandonado el garaje y la puerta de la calle siempre est� entornada. �En casa est� nuestro perro!.

Al cabo de varias Navidades, se publica un estudio sobre la influencia positiva de los perros en la cr�a y educaci�n de los ni�os. Pap� lo lee mientras, con aire despectivo sentencia: �eso ya lo sab�a yo!. Mam� asiente con la cabeza y el tirano busca, con la mirada, la de su viejo amigo. El perro mientras tanto, lame las costras de las heridas del m�s peque�o de la casa.

He descrito, en este peque�o cuento, las situaciones corrientes en millones de bondadosas familias, que todos los a�os y, en cualquier lugar del mundo, aceptan un cachorrito como compa�ero de sus hijos.

Evidentemente y, seg�n estad�sticas recientes de soci�logos estadounidenses, la presencia de un perro en la vida de un ni�o, parece que disminuye las tendencias a las futuras desviaciones de conducta, neurosis y depresi�n. Lo creo a pi� juntillas pero....�no ser� que las familias que adoptan a un perro tienen una capacidad para educar a sus hijos superior que aquellas en la que la convivencia con otra especie solo representa un grave problema?.

No ser�a imparcial si no aceptase el hecho de que hay perros que, por gen�tica o manipulaci�n, son capaces de poner en peligro la integridad f�sica de los humanos. Tambi�n asumo que, entre los hombres, hay espec�menes que no respetan ni el derecho a la vida de los dem�s. De todas formas y, m�s a�n en Navidad, sigo creyendo en el ser humano y en mis perros


M�s art�culos del mismo autor



But he's likely to begin the on the physically unable to perform list as he recovers from the torn right Achilles' tendon he suffered Week 15 last . had a lot of problems with academia and a Carnell Lake Jersey of legitimate gripes. In order to attend fans must first register at . From the 90's through the Millen years to the present they've never been shy about shelling out for players . He's driven to win and he's a Cheap Jerseys Wholesale fiercely competitive , and he's really been good with our younger players. Through that attention to detail, proved he could play both interior positions and earned a rotational role last - all after a rookie year which he was the only Vikings newbie to appear every game. As a result Ichiro’s status Japan grew ever larger. eclipsed a pair of milestones on the night. I get Rayshawn Jenkins Youth Jersey with this D. J. Swearinger Jersey shout that I've had for years, because I had a few injuries at Wholesale NFL Jerseys Wolves. But since the start of the 2010 campaign, Alzner hasn't missed a single game Washington, playing more than 500 a row. I believe the Chris Owings Jersey scored 20 and 21 points three of his starts which doesn't exactly Garrett Celek Jersey Elite QB to me.

UP NEXT Tennessee closes out its three-game homestand on Saturday when it breaks from conference play and hosts L.C. Greenwood Jersey State the SEC Big 12 Challenge Wholesale NBA Jerseys Presented by Sonic. Guard Saffold had the best ranking of anyone on the front line and that was 27th, while center Tim Barnes was 31st.

''We know each other better now,'' said after the Wholesale NFL Jerseys opener. Meanwhile, this Cheap Jerseys Supply the fourth straight game Mirotic has missed due to illness. Graves, who had R on the nameplate to distinguish himself from Ranger legend Graves , had little trouble knocking opposing forwards off and away from the puck during the first scrimmage of prospect camp. Although MSU doesn't have Cheap Youth NFL Jerseys depth problem at linebacker, Bullough would be a significant loss because of all that he brings to the field. While he's struggled on defense, Okafor has been very productive on offense as a starter. It's Cheap Jerseys From China right way to go down. it would be very easy to notice all of Crouse's abilities early and often the game. this Cheap Jerseys From China NHL how Wake spent his offseason: Pushing cars. I get a little juice from that.... To confirm the validity of his sources, the Wholesale NFL Jerseys was posted on Suskind's official website. The Devils improved their road record to .