"Todos los libros que se han escrito hasta ahora, asumen que el entrenador tiene ciertas capacidades físicas. Que hablar, andar y hacer correcciones, no suponen ningún problema para una persona con discapacidad. Empezar con el pié izquierdo la orden básica de junto, es un concepto imposible para muchas personas. Para alguien que tiene espasmos musculares o no tiene fuerza suficiente en las manos o en los brazos, “dar un tirón de correa” es sencillamente imposible. ¿Quiere eso decir que las personas con alguna discapacidad no pueden entrenar a sus propios perros? A pesar de que se acepta, por la mayoría del colectivo humano, a los perros de asistencia como perros de servicio y ayuda social a los discapacitados, se sigue asumiendo que es el entrenador el que debe preparar al perro. En este libro, te enseñamos cómo entrenar a tu perro en positivo. El uso del clicker y otros condicionadores y reforzadores positivos. También hablamos sobre algunos problemas de comportamiento y cómo afrontarlos con unas pautas claras. Te enseñamos a entender a tu perro y a hacerte entender. Aprenderás las técnicas para lograr hacer de tu perro un compañero obediente y educado y a divertirte durante todo el proceso de entrenamiento. Para muchas personas con discapacidad, acudir a una asociación o fundación, solicitar un perro entrenado o que otra persona se lo adiestre, ha sido la única forma de proceder. Pero definitivamente, ahora no es la única opción".